Contáctanos
MEJORA TU VIDA MIENTRAS DUERMES

De: Revista Poder Y Finanzas

Publicado en agosto 12, 2019 a las 1:45 am

De la Colección Vivir Bien

#Salud y Bienestar

Quién no se divirti ó alguna vez con el episodio de la Pantera Rosa en la que la pobre no pudo dormir gracias al ataque implacable de un mosquito? Reímos a carcajadas viendo cómo trataba sin éxito de acabar con el mosquito que le hizo pasar la peor de las noches.

En ese momento pensamos con la inocencia propia de la edad, que nunca atravesaríamos por una situación similar. Pero en la vida real pasar una noche en blanco para muchas personas sucede por motivos más complejos que el ataque de un zancudo.

Cuando las horas del día no son suficientes para solucionar todos nuestros asuntos o conflictos con la pareja, trabajo o familia es muy probable que una vez caiga la noche nos llevemos a la cama una carga de problemas que literalmente nos derriba y a la vez nos impide descansar apropiadamente.

Esta comprobado científicamente que el 30% de la población mundial en edad adulta padece de insomnio en mayor o menor grado debido al estrés (una de las causas más comunes) y si de género se trata el reporte no es nada alentador, la mujer está más predispuesta a sufrir de insomnio a medida que aumenta la edad y responsabilidades.

Desde una óptica el circulo nocivo, el estrés, mal dormir parecería imposible que lograremos durmiendo lo que no hacen nuestros cinco sentidos cuando estamos alerta; solucionar nuestros problemas y disminuir el estrés o al menos manejarlo mejor.

Para el doctor German Pardo psicólogo clínico (egresado de la Pontifica Universidad Javeriana con estudios en psicoterapia integradora con especialización en hipnosis clínica y terapia regresiva), es común tratar con personas que tienen estrés, lo que les genera un serio problema para dormir y soñar, su trabajo está centrado con la incubación de los sueños para la búsqueda de respuestas y el conocimiento personal.

Por otra parte el doctor Franklin Escobar (psiquiatra especializado en Argentina, con estudios de medicina del sueño, desde 1997) enfoca su trabajo en el tratamiento de pacientes que sufren trastornos para dormir.

Ambos especialistas coinciden en que la calidad de dormir empieza con buenas rutinas de preparación para un descanso reparador. También están de acuerdo en el aporte positivo de prácticas como el yoga, la meditación y los ejercicios de respiración para relajar el cuerpo y despejar la mente para inducirnos al descanso.

Dado que dormir y soñar están involucrado en nuestro cuerpo y mente, cada uno necesita una forma distinta de prepararse para cumplir con su función reparadora y de resolución, respectivamente que empieza desde antes de acostarse y continua horas después de que te levantas.

El artículo completo fue publicado en la Edición Nº1