Contáctanos
LA CORBATA ROJA

De: Revista Poder Y Finanzas

Publicado en noviembre 4, 2019 a las 0:29 am

La corbata de color rojo no es precisamente de las más utilizada ni de las que gocen de una mayor predilección por parte de los caballeros, más bien al contrario, es poco frecuente verla en los conjuntos de combinaciones. Parafraseando a Anita Loos podemos decir, en cuanto a las corbatas se refiere, que los caballeros las prefieren azules, pero la corbata de tonos rojos tiene un efecto especial que vamos a analizar.

Desde el punto de vista de la psicología, el color rojo se concibe como una imagen de poder. En este sentido debemos traer a la memoria como algunos mandatarios de primera fila mundial conscientes de este significado únicamente utilizan corbata roja, como es el caso de Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos de América, o el caso de alguna entidad financiera que exige a sus empleados el uso de este color de corbata, como color corporativo. Del mismo modo representa también al color de un vehículo deportivo, como es el caso de Ferrari, por la carga agresiva de comporta.

Por esa razón el uso del color rojo en nuestra indumentaria debe quedarse como algo más bien testimonial, limitándose a los complementos como las corbatas, aunque excepcionalmente cabe el uso de alguna americana de ese color, siempre que se equilibre su tono con pantalones claros.

El color rojo es uno de los más fácilmente perceptibles en la naturaleza y siempre ha encerrado un profundo simbolismo, y si contemplamos diversos colores nuestra mirada irá siempre al color rojo porque se trata de uno de los tres colores primarios, cuyo significado a nivel psicológico está influido por su asociación con estímulos vinculados con dicho color como es la sangre,  el fuego o el sol. Entre los estímulos más positivos se asocia el rojo al calor, a la pasión, la energía y, como hemos dicho, al poder.

El llevar una corbata de color rojo no resulta tan sencillo, porque no es fácil de combinar o al menos, no es tan fácil como el de una corbata azul marino. Para que podamos usar una corbata de color rojo, y que el conjunto no resulte estridente es preciso observar dos requisitos:

1º) hemos de evitar en la medida de lo posible el uso de un color rojo muy vivo como el rojo chillón o rojo tomate.

2º) Resulta muy recomendable para obtener un resultado final satisfactorio y que no resulte estridente, que la corbata de color rojo incorpore algún elemento que matice la intensidad del tono, como pueden ser pequeños lunares o algún ligero dibujo, o incluso rayas, de este modo conseguiremos que la armonización sea más fácil, por rebajar la intensidad del color rojo.

Aunque no lo parezca, la combinación de la corbata de color rojo integrada en un traje azul marino es una de las combinaciones más espectaculares que podemos llevar a cabo, y el resultado será más favorecedor cuando la corbata lleve algún elemento que matice la intensidad del rojo. La camisa deberá ser siempre blanca, celeste o de cuadros tenues, si no es así, uno de los colores de los cuadros deberá ser el rojo.

Del Blog de Lucio Rivas