Contáctanos
EL SECRETO PARA QUE TU NEGOCIO PRODUZCA DINERO

De: Revista Poder Y Finanzas

Publicado en julio 27, 2019 a las 22:12 pm

Escrito por: Sheyla H. Ramos Avendaño

Administrador Financiero Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, Magister en Administración de Negocios, Diplomado CEMLA en Gerencia Financiera, Especialista en Planes Estratégicos (BSC), Socio estratégico Departamento de Chuquisaca Arista Bolivia

Un proyecto de inversión se origina en una necesidad humana. Un proyecto es una idea, la búsqueda de soluciones para un problema. Necesidades humanas insatisfechas generan oportunidades de negocios: cuanto más arriba estén en la escala de preferencias y cuanto mejor el modo de satisfacerlas que proponga un proyecto, mayor debería ser su éxito. ¿Cuánto vale un negocio? En esto de ser empresario no basta con tener una idea, arrancarla y comenzar a recibir utilidades, sino que es necesario asegurar la permanencia de la empresa haciéndola generadora de riqueza en el largo plazo. Al igual que los hijos, las empresas requieren alimento para crecer, un alimento conocido como capital que, en caso de que como empresarios no contemos con él, puede ser aportado por un banco en forma de pasivo, o como un socio en forma de acciones (o, lo que es igual, una parte de la empresa). Antes de considerar esta inyección externa de recursos es necesario preguntarnos ¿Cuánto vale mi negocio? Pues es el punto de partida para iniciar la negociación, ya sea con el banco o con un posible inversionista. Algunos emprendedores parten de la idea de que el negocio vale lo que valen sus activos o lo que se conoce valor contable, es decir el valor que refleja el balance general. Bajo este enfoque, una cafetería valdría la suma de mesas, sillas, vajilla y máquina de café pero ¿dónde queda el valor de los clientes o el reconocimiento que ha ganado por su excelente servicio? El problema es que, a menos que tengas una marca que pueda ser valuada, será difícil que el banco o el posible socio acepten un sobreprecio del 30% (por decir algo) calculado estimado. El mejor enfoque en este caso para asignarle un valor económico (precio) a tu negocio será en base a la valuación de los flujos de tesorería que no es otra cosa sino determinar el potencial de generación de recursos de tu negocio en el largo plazo.

Si quieres continuar tu lectura la encuentras en la Edición Nº 1